Mensaje de nuestro Párroco

January 5, 2018

            El día de hoy celebramos la Epifanía del Señor: Dios se da a conocer, en la persona de Jesús, como el Salvador, no sólo para el Israel, sino para todo el mundo. Los Magos, que llegaron de lugares lejanos, reconocen a Jesús  como rey, Dios y hombre ofreciéndole regalos de oro, incienso y mirra. Jesús viene a salvarnos a todos, a los quienes lo reconozcamos como Señor y Salvador.

Y pensando sobre esta celebración y como estos hombres sabios, magos o tres reyes, fueron a adorar a Jesús en Belén, recuerdo cuando tuve la oportunidad de estar ahí, en Belén. Fue una experiencia muy poderosa visitar la Tierra Santa en febrero del 2012. Realmente disfruté estar en Belén, aunque ahora es muy diferente de cuando Jesús nació ahí hace 2018 años.

            Hay una pequeña entrada (Puerta de la Humildad) para entrar en la Iglesia de la Natividad. Dentro esta la Gruta de la Natividad, abajo esta la estrella, marcando el lugar donde tradicionalmente se dice que María dio a luz a Jesús. Cuando estaba ahí, viendo a tanta gente que entraba, pensé sobre toda esa gente que estaba ahí, de una manera similar como los Magos estuvieron miles de años antes, reconociendo al rey recién nacido. Posiblemente miles y miles de personas están ahí cada año, pero, cuantas de ellas realmente reconocen, con sus vidas, a Jesús como su salvador.

        No necesitamos estar en el lugar del Nacimiento del Señor, para reconocerlo como nuestro Salvador. Lo podemos hacer aquí mismo, donde vivimos. Le damos oro cada que ayudamos a aquellos que tiene mas necesidad, compartiendo nuestro dinero, nuestra comida, nuestra ropa, le damos incienso cuando celebramos nuestra fe con los sacramentos, especialmente la misa dominical y la confesión, donde reconocemos su poder para perdonar los pecados; le damos mirra cuando reconocemos nuestra fragilidad humana y pedimos su gracia para enfrentar cualquier reto. Así que si tenemos la oportunidad de visitar Israel, será una experiencia maravillosa, pero si no, podemos adorar al Señor en nuestros templos, en nuestras casas, en nuestros lugares de trabajo y en nuestros barrios, viviendo el evangelio como verdaderos discípulos del Señor.

      Ya han visto los nacimientos frente o a un lado de nuestros templos. Quiero agradecer a Jim Krok y Terry Radejewski por hacer esos hermosos establos, al Comité Hispano que compro las imágenes y al Comité de Renta de Salones que cubrió los gastos de instalación. Gracias a su ayuda generosa podemos celebrar mas apropiadamente el Misterio de la Encarnación de nuestro Señor.

 

Su hermano en Cristo

P. Ismael

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Featured Posts

Winner A Day

December 4, 2019

1/2
Please reload

Recent Posts

December 4, 2019

November 20, 2017

November 18, 2017